BLOG

El gran conflicto: ventanas de aluminio o PVC

Publicado: 15/10/2018

Ventanas de aluminio y PVC en Jaca

Una de las principales cuestiones al escoger las ventanas es decidir el material, la elección suele darse entre Aluminio o PVC y el conflicto entre cuál es mejor presenta muchas dudas al cliente puesto que entre los vendedores de ventanas podemos encontrar opiniones muy diversas.

Podemos encontrar argumentos relacionados con la condensación, transmitancia térmica, conductividad... y datos que, aislados, no son verdades absolutas, sino cifras que sustentan una u otra versión.

Es importante, eso sí, dado que vivimos en el Pirineo Aragonés y que nos encontramos en una zona climática con grandes contrastes térmicos (inviernos fríos y veranos relativamente cálidos), temperaturas frías durante el invierno (varios grados bajo cero), oscilación térmica entre el día y la noche (podemos amanecer a -10ºC y a medio día tener 15ºC), etc. DESCARTAR el aluminio sin rotura de puente térmico. Nuestra decisión deberá darse entre materiales que puedan compararse en prestaciones y características.

Es importante comparar tomando como referencia ciertos datos:

AISLAMIENTO TÉRMICO

Este dato se refiere a la capacidad del material en sí mismo de transmitir el frío o el calor. El PVC es un material no conductor, por lo que en sí mismo será más aislante que el aluminio como material. Al hablar de ventanas debemos tener en cuenta que el aluminio como perfil incluirá rotura de puente térmico (es un factor esencial) y, por lo tanto su conductividad se reduce notablemente.

El CTE (Código Técnico de la Edificación) ofrece valores de conductividad de ambos materiales: El PVC 0,17 W/m2K y el aluminio 230 W/m2K. A simple vista parece que el aluminio es mucho menos aislante que el PVC, pero este dato es del material, no de la ventana y no debemos olvidar las ventanas poseen sus propios certificados de aislamiento y prestaciones. Lo habitual, y recomendable, es que las ventanas que compremos, sean de aluminio o PVC tengan un valor de al menos 1,3 W/m2K. de transmitancia térmica (coeficiente de calor que transmite la ventana).

AISLAMIENTO ACÚSTICO

Como material, no puede hablarse al aplicarlo a ventanas de que el PVC o el aluminio sean mejores aislantes acústicos. El factor determinante en este caso es el tipo de vidrio. El vidrio ocupa, por lo general, la mayor superficie de la carpintería y será el elemento a considerar para mejorar la atenuación acústica de la ventana por encima de otros detalles.

Aunque también será interesante tener en cuenta, por ejemplo, que las ventanas practicables presentan mejores valores de atenuación acústica que las correderas (también térmica).

Así, debemos saber que si el aislamiento acústico es importante para nosotros, será el vidrio el elemento a tener en cuenta. Existen soluciones específicas en las que una de las lunas del vidrio se compone de dos vidrios sencillos unidos por un adhesivo que se denomina butiral acústico, otros elementos pueden ser la disimetría de las lunas (por ejemplo una de 6 mm. y otra de 4 mm.) para entorpecer la transmisión de las ondas sonoras o el triple acristalamiento (son tres lunas de vidrio las que tiene que atravesar el sonido).

ENSAYOS A-E-V

A: Permeabilidad al aire

Este ensayo según la norma UNE-EN 12207 determina la cantidad de aire que es capaz de atravesar la ventana. Aquí se dan diferentes niveles, el 4 es el más elevado y es el que debe escogerse, sea PVC o aluminio. Una ventana más hermética implicará una menor demanda energética, pero es importante tener en cuenta el aspecto de la ventilación y la renovación del aire para garantizar la salubridad.

E: Estanqueidad al agua

Este ensayo según la norma UNE-EN 12208 determina el tiempo que las ventanas se mantienen estancas al agua sin que se produzcan filtraciones. Generalmente se certifica mediante el método A (las ventanas enrasadas en fachada) que es más exigente y verídico. El nivel deseable es el 9A, que es la calificación más elevada del ensayo.

V: Resistencia al viento

Este ensayo según la norma UNE-EN 12210 determina la resistencia de las ventanas a la deformación por el viento, con una deformación admisible que garantice la seguridad de los usuarios y la conservación de sus propiedades. Generalmente, si no tienen persiana la ventana deberá ser de nivel C5 (el más elevado) y si tienen persianas, al menos la clase C4.

 

De este pequeño resumen, que podemos ampliar en el artículo de Mi Casa no es de Muñecas https://bit.ly/2PA7yrK en el que detallan y amplían esta cuestión con cifras, datos y referencias muy concretas que nos ayudarán a entender mejor todos estos detalles.

Nosotros lo único que siempre recomendamos es que se compare entre materiales de prestaciones similares, que se soliciten los valores de ensayo de la ventana completa con el vidrio que queremos instalar, que se tengan en cuenta las necesidades y no solo lo que se lee en internet (hay opiniones muy variadas, radicales y erróneas. No debemos tomarlo como una verdad absoluta y debemos saber quién lo ha escrito y quizás intuir el motivo de su opinión).


Volver