BLOG

Protección solar

Publicado: 10/06/2016

Toldos Sabiñanigo

Un toldo es un complemento perfecto, práctico y estético a la vez que actúa en beneficio de nuestro confort. ¿por qué? Muy sencillo, son diferentes motivos:

                - Control de temperatura: al bloquear la acción directa del sol sobre fachada y carpintería exterior permite una refrigeración, reducir la temperatura durante las horas de más calor del día sin necesidad de usar (o no usar tanto) los aparatos de climatización.

                - Control de luz: las distintas opacidades del tejido consiguen una graduación natural del grado de luminosidad, permite suavizar la incidencia lumínica directa (e incluso bloquearla totalmente) logrando así un ambiente controlado y confortable a la vez.

                - Protección solar: los tejidos con factor de protección solar protegen nuestra piel mientras disfrutamos de la sombra de nuestro toldo, evitamos cualquier molestia o reacción y podemos olvidarnos de quemaduras, rojeces, picores... porque el toldo en su tejido actúa como protector solar.

                - Automatización: un accionamiento motorizado bien mediante mando emisor o bien mediante pulsador, pudiendo controlar varios elementos desde un único dispositivo. Además sensores de viento y luz incrementan la protección de nuestros toldos al activar el cierre o la apertura automática dependiendo de las condiciones meteorológicas.

                - A medida: tanto el modelo como el tejido. Diferentes sistemas de toldos como el toldo capota, toldo con brazos extensibles, verticales, verandas, pérgolas y palillerías con diferentes sistemas, accionamientos, posibilidades de instalación y siempre fabricados a medida. El tejido permite una gran variedad de composiciones, diseños tanto lisos como estampados, tipos de tejido desde la lona habitual hasta los sintéticos e impermeables más innovadores del mercado.




Volver