BLOG

Ventanas sin obras

Publicado: 20/03/2017

Ventanas sin obra en jaca

Ahora se impone una moda al cambiar las ventanas y es "cambiar las ventanas sin obra" y en tiempo récord. Es posible, factible y a menudo algo más económico pero no tan beneficioso como nos parece a simple vista.

Al cambiar las ventanas sin arrancar el marco antiguo estamos dejando elementos residuales que no aportan ninguna ventaja ni beneficio para nosotros. Si nuestra ventana antigua es de madera puede estar podrida o acabar pudriéndose y convertirse en un foco de hongos, termitas, humedades... y si es de aluminio no se pudrirá pero sí formará un puente de transmisión y se estará perdiendo aislamiento a través de él porque seguirá siendo el punto de contacto entre la fachada y la ventana.

Además, no se aprovecha todo el hueco y se resta luz, la ventana será más pequeña que antes y estéticamente no quedará tan bien porque será necesario un remate mucho más ancho para poder cubrir el antiguo.

La persiana se colocará en el cajón de la original, no se cerrarán las filtraciones ni fugas que pudiese haber. Se mantendrá la estética original o se cerrará con una tapa mucho más grande para evitar la obra.  El cajón de la persiana es fundamental en el aislamiento y por ello se recomienda el cajón monoblock (más pequeño que el de obra, unido a la ventana y debe pedirse con revestimiento aislante) para garantizar la estanqueidad, resistencia al viento y hermeticidad más alta posible.

Para los profesionales que cambian las ventanas es más cómodo, más rápido y el coste que asumen es mucho menor porque el trabajo necesario es menor que si arrancamos el marco. Para el cliente la única ventaja que puede mencionarse es la rapidez y evitar ensuciar la casa unos días ¿realmente merece la pena?

Es un detalle que debemos valorar muy seriamente cuando decidimos cambiar nuestras ventanas porque por ahorrar molestias durante el cambio (unos días apenas) estamos limitando las prestaciones de nuestra ventana, no tenemos todo el aislamiento que podríamos tener, empequeñecemos el hueco de luz, necesitamos unos remates grandísimos para cubrir el marco antiguo, la persiana será un punto de entrada de aire y frío, la fijación no es tan buena ni segura porque no se agarra a la fachada si no a otro elemento añadido que puede estar en malas condiciones.

Nosotros preferimos la instalación con obra en casi todos los casos por el resultado y rendimiento que obtenemos ¿de qué nos sirve una gran ventana si la colocamos mal? Los únicos casos en los que puede no ser una buena idea es cuando la pared está embaldosada y corre el riesgo de romperse (es antigua, no tenemos repuestos, se ha renovado hace poco tiempo...) pero si no, siempre recomendamos arrancar la ventana antigua.




Volver