ALUMINIO

Imagen: http://www.actu-belette.com

El aluminio es el material más utilizado en construcción, especialmente en carpintería exterior por sus propiedades y características que lo convierten en un sistema fuerte, estable, duradero y resistente.Durante mucho tiempo ha sido el preferido de arquitectos y constructores puesto que no necesita mantenimiento ni tratamiento específico para su conservación en perfecto estado, al igual que el lacado o anodizado aplicado en el perfil tiene una gran durabilidad y no se deteriora con facilidad, permite el acabado en todos los colores de la carta RAL y también en imitación madera con gran fidelidad.

Las diferentes series y posibilidades que ofrece el aluminio hacen de él un material flexible que se adapta a cada caso concreto de edificación y construcción con un amplio abanico de soluciones arquitectónicas. Además ofrece unas adecuadas prestaciones de aislamiento térmico y acústico que cumplen con todos los requisitos establecidos en la normativa vigente y en el CTE.

Entre otras, también podemos destacar su estanqueidad (sin condensación, sin absorción de humedad ni agresión por incidencias meteorológicas), es resistente al fuego y no propaga las llamas en caso de incendio. Y es reciclable, una vez terminada su vida útil se aprovecha para la fabricación de nuevos objetos y herramientas.