Carpintería de aluminio

Es un metal muy tradicional en la construcción y la carpintería. Es muy valorado por su uniformidad, su durabilidad y su dureza.
Es conductor por constitución y por sí mismo no es aislante, aunque esta carencia se solventa mediante la rotura de puente térmico. El aluminio con rotura de puente térmico puede alcanzar una transmitancia térmica de 1.4 W/m2K (con vidrio y sistema específicos).

En la web clavelocal.com citan algunas de las ventajas más destacadas del aluminio como material utilizado en carpintería exterior, son:
  1. Amplia gama de colores gracias al lacado del metal
  2. Acabado en brillo y anodizado
  3. No es un material inflamable
  4. Se puede adaptar rápida y fácilmente a cualquier necesidad arquitectónica y admite cualquier tipo de grosor de cristal
  5. Menor dilatación que el PVC
  6. Más ligero que el PVC, lo que implica un mejor funcionamiento de bisagras y muelles en puertas de grandes dimensiones
  7. La perfilería es más estrecha que en el caso de PVC, lo que beneficia la estética y permite mayor paso de luz en ventanas pequeñas al dejar más espacio al cristal
  8. Alta resistencia mecánica
  9. Fácil de limpiar
  10. Poco mantenimiento
  11. Reciclable
Ventanas y sistemas de aluminio
Imagen: Muro Cortina Cortizo